Tipos de Barcos

Usted está aquí

Veleros - Sailboat

Los veleros son una opción segura para todos los que les gusta el aspecto de un barco tradicional. Además, este tipo de barcos mono-casco puede ser la mejor opción para una o dos parejas o familias con niños pequeños. La mayor ventaja de los veleros es el equilibrio perfecto entre rendimiento y la facilidad de manejo. En general, son más baratos que todas las demás opciones y se puede gastar el dinero extra en agradables excursiones familiares. Otra de las ventajas de un velero es que el barco es capaz de navegar a través de las grandes con facilidad. También, ofrecen muchas variaciones en cuanto estilo y prestaciones. Se puede elegir entre un amplio espectro de modelos diversos - desde hogareños y cómodos yates de crucero a vela o barcos más deportivos que surquen las olas a toda velocidad.

Yates a Motor - Power Yachts

La ventaja principal de un yate de motor es su velocidad. Esto significa que puede desplazarse rápidamente de un lugar a otro y dedicar el tiempo extra a relajarse en las playas, explorar bahías, hacer excursiones o ir a bucear en aguas cristalinas. Además de su velocidad, una gran ventaja es su estabilidad y confort debido a su mayor autonomía de crucero. Debido a que su calado no es muy grande, hacen que el anclaje en bahías poco profundas sea una tarea fácil. Otras ventajas que ofrecen este tipo de barcos es un interior espacioso con un montón de espacio para el camarote de proa y una gran vista desde el puente. Además, los yates a motor tienen ninguna dependencia del viento para ir a toda velocidad, ésto le permiten ser siempre el que elige al siguiente destino, en un momento dado.

Catamaranes

Una ventaja importante de los catamaranes, es que disponen tanto potencia como las velas, su escaso calado le permite anclar cerca de las playas o en zonas poco profundas. Debajo de la cubierta, los catamaranes ofrecen un montón de espacio, lo que les hace una opción perfecta para un grupo más grande de personas o familias. Los catamaranes son considerablemente más estable que un velero. Ellos no golpean ida y vuelta el casco, lo que los hace muy cómodos y los pone en un lugar preferente para todos los que sufren mareos en el mar. Sin embargo, los catamaranes también tienen sus desventajas: Su gran manga puede hacer que sea difícil encontrar un hueco en un muelle. Un anclaje rodeado de muchos barcos también puede representar un desafío. Alquilar un catamarán es más costoso, pero el espacio extra permite dividir el gasto entre más amigos.